Medicina Actual

 

Medicina

 

Depresión y Diabetes

 

En los pacientes diabéticos con cierta frecuencia se presenta depresión de diversa gravedad, tanto en el período de duelo que acompaña al conocimiento del diagnóstico, como por los cambios de hábitos que implica el manejo de la enfermedad. Posteriormente se encuentra cuando se manifiestan complicaciones propias de los padecimientos de larga evolución y, sobre todo, si ha cursado con control irregular de cifras de glucemia

El diagnóstico de depresión en este tipo de pacientes (diabéticos) resulta difícil ya que las manifestaciones físicas, como fatiga, hiporexia, trastornos cognoscitivos como las alteraciones de la memoria causadas por la misma depresión, se superponen a las de diabetes descontrolada. En caso de incertidumbre diagnóstica, una segunda valoración del estado psicológico cuando las cifras de glucemia se han normalizado, suele ser decisiva.

El tratamiento para este padecimiento debe iniciarse de manera temprana con apoyo psicoterapéutico, tratando el pesimismo. Por supuesto el apoyo farmacológico es muy importante y en que se debe tener cuidado ya que pueden presentarse efectos colaterales que varían en relación al mecanismo de acción del fármaco: nausea, diarrea, agitación central y por otro lado, taquicardia o hipotensión ortostática y disfunción sexual.

Por otro lado, a pesar de que los antidepresivos no suelen tener efectos importantes sobre las cifras de glucemia, en ciertos casos, los tricíclicos estimulan el apetito y tienen efectos hiperglucemiantes, y con el uso de los inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina producen se produce hiporexia e inhibición de insulina.

Otro aspecto importante que debe considerarse es que junto con el éxito de este tratamiento el estilo de vida del paciente tiende a cambiar por lo que es conveniente vigilar y ajustar frecuentemente el esquema de administración e insulina.


 

med@redmedica.com.mx  

Publicación por intermex©1997.
Diseño porRediseño©1997.