Reflejos Primarios del Recién Nacido

REFLEJO DE MORO

Un ruido fuerte, súbito o la sensación de caer hacen que el bebé estire las piernas, los brazos y los dedos, arquea la espalda e inclina la cabeza hacia atrás, en seguida repliega los brazos sobre el pecho con los puños cerrados. En la tercera fase del reflejo se emite un chillido leve.
Duración: cuatro a seis meses.

REFLEJO DE BABINSKI

Cuando se le pasa suavemente la mano por la planta del pie desde el talón hasta el dedo gordo, levanta los dedos y voltea el pie hacia adentro.
Duración: entre seis meses y dos años, después de este tiempo, recoge los dedos hacia abajo.

REFLEJO DE BUSQUEDA Y SUCCION

Si toca suavemente su mejilla, el bebé volteará la cabeza en dirección del estímulo con la boca abierta listo para succionar. Si coloca algún objeto en su boca, por ejemplo el seno materno, este lo succionará.
Duración: tres o o cuatro meses aunque puede persistir cuando el niño duerme.

REFLEJO DE MARCHA

Si le coloca en posición vertical sobre una mesa o sobre una superficie firme y plana, sostenido por las axilas, el bebé levanta primero una pierna y luego la otra como si quisiera dar unos pasos. Esto se observa mejor después del cuarto día de vida.
Duración: variable pero generalmente un mes.

REFLEJO DE PRENSION

El bebé acostado mirando hacia adelante con los brazos doblados, si se le coloca el dedo índice en la palma de la mano cierra la mano tratando de agarrarlo. La fuerza de sostén de la mano de un bebé puede ser tan fuerte que puede sostener todo su peso.
Duración: tres o cuatro meses.

REFLEJO DE EXTENSION CRUZADA

Estando acostado de espalda, el bebé toma una posición de esgrimista, la cabeza hacia un lado y el brazo y la pierna de ese lado extendidos y los del lado contrario doblados.
Duración: puede existir al nacimiento o aparecer a los dos meses y desaparece mas o menos a los seis meses.

Pagina AnteriorPagina Principal
Revisión: 14-Dic-2005
Dr. Guillermo Franco